Jerga criolla

m

“Es sintáctica la traducción cuando tiene la pretensión ingenua de que hay una correspondencia biunívoca entre los términos de una lengua y los de la otra”

Mauricio Beuchot

Sin duda una de las complicaciones a la hora de editar un libro es la traducción; sin embargo, la corrección de estilo no es para menos, si bien para la autora de esta publicación, el proceso de corrección de estilo no se centra en pautas sobre la manera correcta de escribir, sino en dar indicaciones para preparar el texto y buscar su perfeccionamiento, pero sobre todo, es velar por presentar al lector una obra con orden, limpieza y uniformidad, donde los rasgos estilísticos y formales del autor no se pierdan. No obstante, estos procesos, en algunos casos, no llegan a convergir al unísono, pues tanto la traducción como la corrección son procesos donde predomina la subjetividad del lector o traductor; justamente este fue uno de los tantos problemas que nos encontramos en el momento de intervenir una de las novedades de la editorial.

Buscamos llegar no solo a un público peninsular sino hispanohablante, pero lo que suele olvidarse es la riqueza lingüística de todos los países que comparten esta lengua –riqueza que viene de esa unificación entre los pueblos autóctonos de América y los tantos africanos que llegaron por esos lares–, tanto así, que se llega al terrible error de creer que solo aquellas palabras consignadas en el diccionario de la Real Academia Española son las validas, olvidando que cada país hispanoparlante de América tiene palabras tan exclusivas y exquisitas que logran ser muestra de creatividad y también de la riqueza del lenguaje, y que, sin duda, estas variaciones hacen que el lenguaje carezca de pobreza. Omitimos que la lengua es un conjunto de fonemas y vocablos que utilizamos para comunicarnos, que a veces las palabras cobran significado dependiendo de las circunstancias, el tono y el contexto que la rodea, pero más que eso, que el lenguaje siempre tendrá maneras informales, conjuntos de expresiones propias de ciertos grupos sociales, es decir, jergas o maneras propias de hablar que hacen que las personas se reconozcan, que generan identidad. Es entonces paradójico que las editoriales quieran llegar más allá del Océano Atlántico, que vean en los países de Latinoamérica un mercado que poco a poco se consolidad y que será de gran ayuda –sí, incluso más de lo que está siendo y ha sido en muchos aspectos– para la industria editorial, pero que aún así se rechace la variedad y la riqueza de una lengua basándose en consignas que, en la mayoría de los casos, solo beneficia a una porción muy pequeña de los hablantes. Considero entonces que antes de embarcarse en procesos editoriales es necesario tener claro el lector al que se llegará, no importa si lo único que se desea es vender, simplemente es necesario respetar y dejarse de imposiciones, es saber interpretar al público al que nos dirigimos; por supuesto, la subjetividad predominará, pero no debe dejarse que gane y sobre todo es indispensable tener confianza en que se podrá rescatar esa intención del autor sin necesidad de traicionarlo a él  y mucho menos traicionar a al lector, quien lo único que espera es adentrarse en un mar de tinta que sea por lo menos navegable.

María Fernanda Poveda Cardonam

 

Anuncios

Autor: safotodalalira

Safo es una novela del naturalista francés Alphonse Daudet publicada por primera vez en 1884. Desde Libros de la Ballena hemos querido recuperar y dar a conocer la obra de este clásico de la literatura francesa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s