Julia Allard

La que fuera la esposa de Alphonse Daudet, Julia Daudet o Julia Allard (1844-1940) fue una autora prolífica, conocida hoy por su contribución a la obra de aquel y por por acoger veladas artísticas. Desde Libros de la Ballena rendimos por segunda vez homenaje (humilde, como no puede ser de otro modo en el contexto de nuestra publicación), a la contribución silenciosa de la mujer que animó los círculos artísticos parisinos, tanto con su propia valía como escritora y periodista, como con su labor de anfitriona y colaboradora.

Renovamos nuestro empeño en conservar su nombre de soltera, decisión más bien espontánea (quizá un amuleto, algún tipo de invocación) que poco coincide con su registro bibliográfico. Como otras muchas escritoras del XIX, Mme Julia puso su nombre al servicio de la ley o las circunstancias: firmó sus poemas de juventud con el nombre de su abuela, Marguerite Tournay, las columnas de Le Musée Universel y L’Evenement, como Madeleine y Rose-Lise; se amparó en el seudónimo masculino Karl Steen en sus artículos para Le Journal Officiel, y el buen número de obras publicadas tras su matrimonio caen bajo alguna de las variantes de su nombre de casada: Madame Alphonse Daudet, Mme Daudet o Julia-Rosalie-Céleste Daudet.

Algunas de estas obras pueden consultarse en francés online: L’enfance d’une Parisienne (1883), Miroirs et mirages (1905),  Lumières et reflets (1920).

Mientras los poemas, artículos y novelas de Julia Allard esperan una traducción que acerque al público hispanohablante su mérito, su contribución parece diluirse en la obra de su esposo. Julia Allard nació en el seno de una familia burguesa y, tras saldar las deudas de Alphonse Daudet previas al matrimonio, puso a disposición de él toda su fortuna y talento, lo que permitió la completa dedicación de Alphonse a su carrera literaria en unas condiciones inmejorables de confrontación, colaboración y desarrollo.

Zola se inspiró en esta declarada colaboración literaria para su novela Madame Sourdis (San Petesburgo, 1880) que no vio la luz en Francia hasta después de muerto Alphonse. Hoy, sin escándalo, Julia Allard aparece reconocida por su esposo, sus hijos, sus compañeros y la Biblioteca Nacional Francesa (dígase, reconocida oficialmente) como colaboradora esencial en la obra literaria de Daudet.

Gracias a las impresiones de su marido y de compañeros como Zola o Renoir, el retrato de Julia Allard permanece allí donde la labor de tantas ha perecido en el anonimato. Si no por su obra, apenas conocida hoy, sí llegamos a ella como musa, anfitriona y esposa. Y al fin y al cabo su particular visión de París nace de este posicionamiento.

No puedo sino imaginar a Julia Daudet con una de esas máscaras mortuorias en su salón, siendo testigo de los muchos debates y escritores que por allí pasaron. Y luego, una tarde, Daudet se sienta después de una fiesta y escribe su propia versión de la historia.

La escena que narra Michelle Bailat-Jones, traductora de Julia Allard al inglés, enlaza con la situación de otras escritoras de la época que escribieron a partir de la observación, en el salón común, sujetas a interrupciones y la llamada de otras prioridades, como para Mme Julia fue la obra de su esposo. Al respecto, en la revista Spolia compilaron un número bajo la temática «Esposas» («Wifes», 2013) tratando de hacer honor a todas las mujeres talentosas recordadas a la sombra de la obra de sus maridos. En este número se traducía por primera vez al inglés un retazo de la obra de Julia Daudet, el relato «L’Inconnue de la Seine» (1905).

Dos años después de que Alphonse escribiera Safo, dedicada a sus dos hijos, nacía en 1886 la única hija de Julia y Alphonse Daudet, Edmée. También ella, casada primero con André Germain y después con Robert Chauvelot sería recordada a la sombra de sus nombres y sus logros artísticos. Nos gustaría saber qué advertencia le habría dedicado a ella nuestro autor, qué novela de formación habría engendrado para su adolescencia. No pudo, sin embargo, escribir nada parecido; Edmée Daudet contaba 11 años cuando Alphonse Daudet murió de sífilis.

 

 

Anuncios

Autor: safotodalalira

Safo es una novela del naturalista francés Alphonse Daudet publicada por primera vez en 1884. Desde Libros de la Ballena hemos querido recuperar y dar a conocer la obra de este clásico de la literatura francesa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s